Introducción a las funciones y tipos de almacén

La red logística es un factor clave a la hora de solucionar problemas vinculados a la incerteza de la demanda, el coste y la duración de los transportes y las exigencias de rentabilidad en el proceso productivo.

Los almacenes cumplen funciones de enlace entre las diferentes actividades de transporte. Su razón de ser nace en la necesidad de disponer un stock de productos para poder hacer frente a la disfunción entre la oferta y la demanda.

Funciones atribuidas a los almacenes de productos

  1. Almacenaje para coordinar desequilibrios entre oferta y demanda. Aconsejable cuando la demanda de los productos no coincide, en el tiempo y la cantidad, con la oferta.
  2. Almacenaje para reducir costes. Es un sistema vinculado a la organización por lotes de los productos a la hora de ser comprados o producidos.
  3. Almacenaje como complemento del proceso productivo. Como por ejemplo sería el caso de productos alimentarios, vinos, licores, etc.

Tipo de almacenes

Existen diferentes criterios para clasificar los almacenes. Entre los más habituales encontramos según la naturaleza, función, régimen jurídico o características de manipulación.

Almacenes según su Función

  • De planta
  • De Campo
  • De tránsito o plataformas

Almacenes según Régimen Jurídico

  • Propios
  • Alquiler
  • Leasing

Almacenes según Características de Manipulación

  • Convencionales
  • En bloque
  • Compactos drive-in
  • Dinámicos
  • Móviles
  • Semiautomáticos o automáticos
  • Autoportantes

Almacenes según Naturaleza

  • Materias primas
  • Materias semielaboradas
  • Productos terminados
  • Piezas de recambio
  • Materiales auxiliares
  • Archivo de información

 

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *